viernes, 21 de julio de 2017

COCAS DE RECAPTE - INSPIRÁNDOME EN MEY HOFMANN II

En todo el Mediterráneo encontramos este tipo de comida, con pequeñas variantes son todas lo mismo. Una masa de pan que se cuece al horno y que sirve para aprovechar ingredientes y restos que han quedado en la despensa. Así encontramos las pizzas en Italia, las Cocas de trampó en Baleares, las cocas saladas de Levante, las empanadas, ... 

Parece ser que el nombre de estas cocas que os traigo hoy proviene de que antiguamente, cuando en las casas no había hornos, las mujeres llevaban los ingredientes que tenían (recaptaban) en la despensa y los llevaban a la panadería. Allí el panadero hacía la masa, ponía encima lo que le habían llevado y las cocía.

Al ser de aprovechamiento se hacen con lo que se tenga: verduras, un arenque, butifarra, sardinas o incluso setas. A menudo los bordes de la masa se doblan para evitar que el jugo de las verduras se escape al cocer y se pueden comer tanto frías como calientes. Son parecidas a la pizza pero jamás llevan queso.

Son muy buenas y típicas las de escalivada a base de berenjena, pimiento y cebolla. A mi particularmente me gustan frías y si llevan unas anchoas me rechiflan! Encontrar su sabor saladito en medio de las verduras me encanta!

Estas que os traigo hoy las hice esperando a decidir cual de las recetas que formaron parte del menú que preparó Mey Hofmann en la cena de clausura del II Congreso catalán de cocina, que se hizo en Barcelona en 1995, publicaba. Al final me incliné por este delicioso Brazo de gitano con frutos rojos y crema de violetas y las cocas quedaron para la repesca.

Espero que os guste!



Ingredientes:

Para las cocas de recapte
700 gr. de harina de espelta
1 pellizco de sal
1 pellizco de azúcar
5 gr. de levadura fresca de panadero
350 ml. de agua mineral
50 gr. de aceite de oliva
1 pimiento
1 berenjena
1 cebolla tierna

1 calabacín
Tomates cherry
1 puñado de hojas de espinaca

3 sardinas
1 salchicha
Ajo
Tomillo y romero

Cómo se hace?

La base de las cocas de recapte


Poner el agua en un cazo y llevar a ebullición. Poner el tomillo, el ajo y el romero y dejar infusionar hasta que el agua esté templada.

Amasar la harina, la sal, el azúcar, la levadura y 350 gr. de agua infusionada, previamente colada. 

Amasar y cuando la masa esté casi hecha, añadir el aceite y amasar pero no demasiado para evitar que la masa absorba toda la grasa. 

Tapar con un paño y dejar reposar 40 minutos. 

Una vez reposada, cortar en cuatro trozos iguales y dejar reposar 30 minutos más. 

Después, estirar con los dedos para darles forma de coca y poner en una bandeja de hornear forrada con papel vegetal. Pintar con un poco de aceite por encima. Tapar con un trapo limpio y dejar en la nevera 12 horas.

Pasado este tiempo, las sacamos de la nevera.


El relleno

Cortar la berenjena en bastones, salar generosamente y dejar en un colador para que sude y se quite el amargo.

Poner el pimiento y la cebolla cortado en juliana, la berenjena, previamente enjuagada, rodajas de calabacín y el puñado de espinacas, encima de la coca.

Abrir las sardinas y quitarles tripa y espina dejándolas en abanico y ponerlas encima de las verduras. 

Cortar la salchicha cortada a trozos de 3 o 4 centímetros y distribuirlos también por encima de la coca.

Repartir unos cuantos tomatitos abiertos por la mitad.


Hornear unos 15 minutos a 220 grados hasta que tengamos la salchicha cocida. 

Servir con un chorro de aceite por encima y una rama de tomillo.

Como véis se pueden hacer de tantas cosas como queráis y repartiendo los ingredientes al gusto del consumidor.


Con esta receta participo en la repesca del reto 
Cooking the Chef
Si queréis ver el resto de recetas de Mey Hofmann que 
hicimos, las veréis todas aquí.

miércoles, 5 de julio de 2017

PARFAIT DE FRUTAS DE VERANO Y UNA RAYA DE COCA* - INSPIRÁNDOME EN ANTHONY BOURDAIN

Como todos los días 5 llega de nuevo Cooking the Chef. Creo que no me equivoco si digo que esta ha sido la propuesta que menos ha gustado y que más difícil ha sido para la gran mayoría de participantes.

No conocia a este chef y despues de buscar información sobre él sigo sin conocerle. No se qué hace... Bueno sí, tiene un restaurante en NY y se dedica a viajar y a ponerse las botas por el mundo. Parece ser que es mediático pero para mi esto no es relevante porque casi nunca veo la tele y menos aún la americana.

Por esto la receta que propongo este mes es una inspiración pura y dura y quiere ser una provocación. No he aprendido casi nada esta vez, pero lo poco que he sabido de él es que le gusta provocar. Me impactó una imagen que vislumbré en un vídeo, un casco de soldado del que caían unos espaguetis simulando sesos esparcidos. 

Impactante, pero a pesar de la tragedia un punto poética pero sobretodo provocativa. Una imagen de las que remueve sentimientos.

Luego busqué la foto y la receta, es de BUDAE JJIGAE unos fideos que se popularizaron durante la guerra de Korea y que son, básicamente, una comida de aprovechamiento a la que le echan un poco de todo lo que tienen.

Leí una entrevista que le hicieron en la que hablaba de las drogas y del escándalo que se formó cuando contó sin tapujos que para crear las nuevas cartas de los restaurantes se ponían hasta las trancas y una cosa me llevó a la otra y quise intentar que mi receta sirviera para provocar algo, ni que fuera con el título.

Y a raíz de esta foto he estado reflexionando sobre la gastronomía, el arte y la provocación e intentando descubrir en qué momento una obra pasa a ser arte o queda en mera pretensión.

Y creo que he llegado a la conclusión que provocar es fácil pero lo difícil es emocionar. Que para que sea arte tiene que transmitir emoción, remover algo por dentro, provocar reflexión y AB, contra todo pronóstico, ha conseguido esto en mi y me doy por satisfecha. Este ha sido este mes mi aprendizaje, mi ganancia.

*   *   *

La idea primigénia fue otra pero el calor, la Fiesta Mayor de mi ciudad, dormir poco y andar liada en otros muchos menesteres lo dejó en un simple pero refrescante Parfait de frutas acompañado de un trocito de coca de vidre (coca de cristal)

Esta es mi propuesta, espero que os provoque ;-)


Ingredientes:

Para el parfait
2 nectarinas
2 kiwis
(pero podéis usar la fruta que tengáis)

Para la coca
210 gr. de harina
135 gr. de agua
8 gr. de aceite
5 gr. de sal
2 gr. de levadura fresca
2 cucharadas de azúcar integral de caña
1 puñado de piñones
50 ml. de anís dulce

Cómo se hace?

La coca

Para hacer esta coca usamos la misma masa que para hacer pizzas. Si queréis podéis hacerlas con masa comprada pero que sea de calidad. Yo hago masa casera usando la receta y método de no amasado de Iban Yarza.

En un cuenco grande disolver la levadura en el agua y seguidamente incorporar el resto de ingredientes. Mezclar bien con la mano, obteniendo una masa bastante pegajosa. Dejar reposar 15 min. cubierta con un paño.

Enharinar un poco la superficie de la mesa o encimera y volcar la masa. Plegar un par de veces sobre si misma y dejar reposar de nuevo unos 5 minutos. A continuación la dividimos en dos, boleamos cada porción y guardamos cada mitad en un recipiente hermético previamente untado con aceite. 

Guardar en la nevera durante uno, dos o tres días, según vayamos a usarla. 

Pasados esos días, la masa habrá aumentado de tamaño. 

Encender el horno a 180-190º



Estirar la masa con un rodillo de cocina. Tiene que quedar muy fina. 

Forrar una bandeja de horno con papel vegetal y poner la masa estirada encima. En mi caso la he cortado a tiras de uno o dos centímetros pero suelen ser de unos 10 cm de ancho por 30/40 cm. de largo.

Poner las tiras encima del papel de hornear y pincelar la pasta con el aceite. Espolvorear un poco de azúcar o más cantidad según el gusto de cada uno y esparcir por encima unos cuantos piñones.

Hornear unos 10 minutos vigilando que no se queme.

Sacar del horno y rociar enseguida con anís. El calor hará que el alcohol evapore pero queda el aroma y cristaliza el azúcar por el brusco cambio de temperatura. Dejar enfriar en una rejilla .

El parfait

Triturar las frutas separadamente y rellenar los vasos procurando que no se mezclen las distintas pulpas.

Servir acompañado de una raya de coca.





Con esta receta participo en el reto 
Cooking the Chef del mes de Julio. 
Si queréis ver el resto de propuestas las veréis todas aquí.



_____________

* Del María Moliner
coca(3) (argot) f. apóc. de "cocaína".
coca(4) (del catalán "coca"; Ar.;inf.) f. Bollo, torta o golosina de cualquier clase.


Y si queréis ver la foto de la que os hablo, es esta:

Buddae Jjigae, a Korean stew, from "Appetites," by Anthony Bourdain.
Photo by Bobby Fisher sacada de esta web

sábado, 1 de julio de 2017

CANELONES DE BERENJENA RELLENOS DE LANGOSTINO Y VERDURAS CON BECHAMEL DE AZAFRÁN

Subo las escaleras de tres en tres. Entro en casa y casi ni saludo a madre ni a los niños. Cierro la puerta de la habitación y me siento en la cama. Me gusta este momento de emoción e impaciencia. Agarro el sobre fuertemente y lo mantengo cerca del corazón, que aún baila desbocado en mi pecho. 

Quiero que esta vez la carta sea de verdad, una carta de amor, que me diga cuánto me echa de menos, cómo es el sitio en el que vive, cómo se siente. Quiero leer te quiero y a veces, en las largas noches de soledad, imagino tu cuerpo bajo mis dedos. 

Anhelo saber de su vida, de su día a día en ese país extraño. Si pasa frío, si ha tenido miedo y ganas de ver a los niños. 

Querría saber cuánto ha caminado, si alguien le curó las heridas. Si come bien y tiene ropa limpia. Quiero saberlo todo y estos instantes desde que recojo el sobre en el buzón hasta que lo abro repito ojalá, ojalá como un mantra.

Y finalmente lo abro y con cuidado saco el papel pautado que amarillea por los bordes, impecablemente doblado como siempre y escrito en esta letra pulcra y de trazo claro, sin un borrón, ni una falta, leo:

   Querida Paquita,

Por aquí todo bien. La semana que viene, si deja de llover, plantaremos las legumbres.

Da recuerdos a los tíos y un abrazo para tu madre y los niños.

   Siempre tuyo,

   Pedro


Maldita, maldita guerra! Maldita censura! Maldito miedo!


*    *    *

Revisando una caja de papeles de mi abuelo encontré las cartas que mandó a mi abuela a lo largo de los años que estuvo exiliado en Francia después de la Guerra Civil y siempre me sorprendía lo impersonales, frías e insulsas que son y no lo entendí hasta que hace unos días, leyendo una novela, decubrí que eran así por seguridad y para evitar la censura. No se podía contar nada, ni dónde estaba, ni lo mal que lo había pasado cruzando los Pirineos en pleno invierno, ni cómo iba el curso de la guerra. Y tampoco preguntaba cómo estaban ella y los niños para que no se tuviera que significar en las respuestas.

Esto les pasó a mis abuelos y no hace tanto. 

Y pensé que si me ocurriera a mi, quizás, en vez de escribir cartas sin nada escribiría recetas inventadas. Para mi son una forma bien bonita de decir te quiero.

*    *    *

Para el reto Alfabeto Salado nos propusieron cocinar algo con berenjenas y langostinos y lo tuve claro: inventé esta receta :)

Espero que os guste!


Ingredientes:
8 langostinos
2 berenjenas listadas
1 calabacín
10 champiñones
1 puñado de judías verdes
1 diente de ajo
Hebras de azafrán
1 cucharadita de especies para paella "Carmencita"
1 cucharada de harina
250 ml de caldo de pescado
50 gr. de parmesano rallado en hebra

Te ayudará:
Mandolina
Soplete
Papel film

Cómo se hace?

Pelar las berenjenas y cortarlas por un poco menos de la mitad. Cortar la parte larga a tiras longitudiales bien delgadas con la ayuda de una mandolina. Dejar en un excurridor con un puñadito de sal para que suden lo amargo.

Cortar la base  de la berenjena a daditos y también la dejamos sudar.


Poner dos cucharadas de aceite en una satrén y freír la harina, removiendo constantemente dos minutos para que no se queme. Añadir el caldo de pescado con la cucharada de especies y remover bien para hacer la bechamel. Dejar enfriar un poco para que espese.

Pelar y cortar el calabacín a daditos y picar los champiñones.

Pelar los langostinos. Quitar los intestinos y cortar a daditos.

Hervir las judías en un cazo con un poco de agua y sal. Refrescar, escurrir y reservar.

En una sartén caliente con un poco de aceite saltear los langostinos 1 minuto. Reservar.


En la misma sartén añadir un poco de aceite y saltear los daditos de berenjena con el ajo laminado. A los dos minutos añadir los champiñones. Remover bien, salar y dejar que se cocinen cinco minutos removiendo de vez en cuando. Añadir el calabacín y sofreír dos minutos más. Juntar con los langostino, las judías y reservar.

En esta misma sartén con unas gotas de aceite freír las tiras de berenjena, previamente enjuagadas, a fuego suave. Al ser tan finas se cocinaran rápido pero no interesa que queden crudas. Reservar.


Poner un  trozo de papel film encima de la mesa de trabajo. Disponer unas cuantas tiras de berenjena ligeramente superpuestas y encima un par de cucharadas del revuelto de verduras y langostino. Enrollar formando el canelón con la ayuda del papel film y disponer cada canelon en un plato.

Napar cada canelón con un par de cucharadas de bechamel y espolvorear con un poco de queso. Gratinar con la ayuda de un soplete de cocina.

Decorar el plato con unas hebras de azafrán y servir.



Con esta receta participo en el Reto Alfabeto Salado

Si queréis ver qué han preparado los otros participantes
podéis ver el recopilatorio aqui.

domingo, 25 de junio de 2017

CRUJIENTES DE POLLO A LA MIEL, CON CEBOLLA Y ALMENDRAS - #ASALTABLOGS

Último domingo de mes y último domingo de la temporada del asaltablogs. Esta vez cerramos con broche de oro. Nos ha tocado asaltar el blog de mi amiga Belén, una Asturiana simpatica y buena gente con la que comparto pasiones y aficiones varias. 

Tiene un blog lleno de recetas buenas, fáciles y cien por cien recomendables, muchas de las cuales son típicas de su tierra. De hecho quería hacer alguna de estas recetas pero finalmente me decanté por estos crujientes de pollo que me fueron de fábula para llevar a una cena de fin de curso que hacemos cada año con algunos padres del cole de los niños. 

Quería una receta que fuera fácil de hacer, fácil de transportar y que gustara a grandes y pequeños y encontré en estos rollitos al aliado ideal ;-) Les gustaron mucho a todos. Gracias, Belén!!!

Como siempre he hecho algunos cambios pero creo que mantienen la esencia de los originales. 

Esta es mi propuesta. Espero que os gusten!


Ingredientes:
2 pechugas de pollo
50 gr. de almendra en granito
2 cebollas moradas
mantequilla
masa filo
2 dientes de ajo
1 lima
4 cm. de jengibre
150 ml. de salsa de soja
sal
1/2 rama de canela
1 chorro de brandy
2 cucharadas de miel




Cómo se hace?

Recortar las pechugas dándoles forma rectangular para poder cortar tiras más o menos parejas. Guardar los retales para otra preparación.


En un recipiente de cristal poner la salsa de soja, el zumo de limón, el jengibre rallado, los dientes de ajo pelados y cortados en cuatro o cinco trozos, el palo de canela, el brandy y  una cucharada de miel. Remover bien para emulsionar y añadir las tiras de pollo. Mezclar bien y dejar macerar 4 horas en la nevera.


En una satrén con una gota de aceite tostar los daditos de almendra. Reservar.

Cortar la cebolla en corte pluma y freír en la misma sartén con un poco de aceite. Primero a fuego fuerte y cuando empiece a tomar color ponerlo al mínimo y dejar hasta que esté bien pochada. Reservar

Freír las tiras de pollo en esta misma sartén hasta que estén bien doraditas por los cuatro costados. Reservar.

En esta misma sartén añadir salsa de macerar el pollo junto con la soja y la otra cucharada de miel. Cuando empiece a hervir dejar evaporar 1 min. Apagar el fuego y reservar la salsa.

Cortar tiras de masa filo un poco más anchas que las tiras de pollo.

En un costado poner una tira de pollo, un poco de cebolla y unos cuantos daditos de almendra. 


Pintar la masa filo con un poco de mantequilla y enrollarla formando canutillos. 


Pintar por encima con un poco más de mantequilla y poner en una bandeja de horno forrada con papel vegetal.


Hornear 12 minutos a 190º o hasta que estén bien doraditos. Servir acompañados de la salsa.


Con esta receta participo en el Asaltablogs del mes de junio. Si queréis saber mas de este reto encontraréis toda la información pinchando en la imagen.

jueves, 22 de junio de 2017

ENSALADA DE CALABACÍN Y MANGO

Hace unos años, haciendo el Camino de Santiago, conocí a Rosa Mari. 

A través de un grupo de Feisbuc nos pone recetas que prepara con la thermomix. Ella es una de las personas que conozco que más uso hace de la máquina, prepara de todo, arroces, dulces, aperitivos, ... todo súper fácil, rápido y apetitoso.

El otro día puso una ensalada de Calabacín, mango y pipas de calabaza y sin dudarlo y aprovechando que tenía todos los ingredientes hice mi versión.

Espero que os guste!



Ingredientes:

1 calabacín
1 mango
1 puñado de pipas de calabaza tostadas con sal
2 ramitas de hierbabuena
1 lima
Aceite
Sal

Te ayudará:
Cortapastas cilíndricos de distintos diámetros
Thermomix o robot de cocina o batidora
biberón de cocina



Cómo se hace?


Triturar las pipas de calabaza dos segundos vel. 5 No tiene que quedar polvo, queremos encontrar el crujiente en la salsa. Reservar fuera del vaso.

Lavar bien el calabacín y con un cuchillo o la mandolina, cortarlo a rodajas muy finas. Reservar.

Pelar el mango y cortarlo a láminas bien finas. Con unos cortapastas cilíndricos cortar la pulpa en distintos tamaños. Reservar.


Poner los retales de mango en el vaso de la thermomix sin lavar, junto al resto de ingredientes y triturar 4 segundos vel. 6

Mezclar con las pipas trituradas y poner en el biberón de agujero grande.


Montaje del plato:

Poner puntos de salsa en el plato y encima colocar las rodajas de mango y las de calabacín. Poner otros puntitos de salsa entre las rodajas para acabar de decorar el plato.

Servir y disfrutar!



martes, 13 de junio de 2017

TIMBAL DE ARROZ CON LECHE, COULIS Y SUSPIRO DE FRAMBUESA, UN BRIGADEIRO Y HELADO DE CANELA - RETO VEOVEO

Día 13 y esta vez coincide que es martes, pero a pesar de esto espero que me traiga suerte. Para empezar bien el día os traigo un postre extra dulce. 

Así es como he resuelto el reto de este mes para el VeoVeo. Reconozco que la foto era muy difícil y he tenido que hacer un montón de elaboraciones para realizar cada uno de los elementos que ví en la imagen. El resultado deja un poco que desear pero por lo que podría haber sido estoy moderadamente contenta.

Hace mucho, muchisimo tiempo que tenía ganas de hacer arroz con leche. No lo había hecho nunca y la verdad es que no me extraña porqué se tarda un montón en hacerlo pero, en opinión de quienes lo probaron, quedó estupendo.

Cuando éramos pequeños teníamos una mujer en casa que vino a cuidarnos unos días porqué nació mi hermano pequeño y un día nos dejó arroz con leche para el postre.

No nos gustó a ninguno. Se ve que la pobre mujer lo hizo con leche condensada y quedó tan dulce que aquello era incomestible y no se mis hermanos, pero yo nunca más he vuelto a comerlo. Además el sabor a canela no es algo que me guste especialmente. Pero a los gemelos sí que les gusta y sobretodo a mi marido y pensé que esta era la receta ideal para ponerme a ello.

Espero que os guste!



Ingredientes:

Para los merengues:
100 gr. de claras de huevo a temperatura ambiente
125 gr. de azúcar blanquilla (la receta original lleva 225!)
Una pizca de sal
Una cucharadita de pimentón rojo picante 
Unas gotas de aroma de frambuesa

Para el arroz con leche
(cantidad: 1 litro aprox)

200 gr. de arroz redondo
200 ml. de agua
2,5 l. de leche de vaca fresca entera
1 limón grande ecológico
1 rama de canela grande
100 gr. de azúcar de caña bio
1 pellizco de sal generoso

Para el helado de canela
(cantidad: 1 litro aprox.)

240 ml. de leche entera
120 gr. de azúcar de caña bio
1/2 cucharadita de sal
480 ml. de nata para montar 35% MG
2 cucharaditas de canela recién molida
4 yemas de huevo mediano

Para los brigadeiros de chocolate blanco
(para 25 bolitas tamaño nuez)

100 gr. de leche condensada
10 gr. de mantequilla
50 gr. de chocolate blanco para cobertura
20 gr. de coco rallado

Para el coulis de frambuesas:
250 gr. de frambuesas de cultivo ecológico
1 a 3 cucharadas soperas de azúcar de caña bio


Para terminar el plato
Flores rojas de capuchina
Almendra molida
Hojas de hierbabuena

Te ayudará:
Una heladera
Moldecitos de papel para los brigadeiros
Aro de emplatar


Cómo se hace?

El día anterior

Los merengues

Poner las claras de huevo con una pizca de sal y el azúcar, en un cuenco al baño maría, removiendo todo el rato con las varillas hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Vigilar que el agua no toque el fondo del cuenco para que no cuajen las claras.

Frotar entre dos dedos un poco de la mezcla de claras y azúcar para comprobar que éste se ha disuelto completamente.

Precalentar el horno a 150ºC y forrar 2 placas de horno con silpat o papel de hornear.


Poner las claras en un cuenco frío y con la batidora de barillas eléctrica batir primero a velocidad 2 durante un minuto y luego ir subiendo hasta alcanzar la velocidad máxima. Batir durante unos 15 minutos, para que las claras pierdan temperatura y queden brillantes y firmes.

Dos minutos antes de terminar de batir añadir el aroma.

Poner la masa en una manga pastelera y escudillar los montoncitos de merengue encima del silpad o papel de hornear que tenemos preparado.

Poner el pimentón en un tamiz y espolvorear ligeramente por encima de los merengues y meter en el horno. 


Apagar el horno y dejar dentro del mismo sin abrirlo, unas 8 horas.

Despegar los merengues del silpad y reservar alejados de la humedad.

El arroz con leche

Lavar el limón y pelar la piel procurando no coger parte blanca para que no amargue.

Calentar dos litros de leche a fuego medio casi hasta el punto de ebullición. Apagar el  fuego y añadir la piel del limón y la rama de canela. Dejar reposar para que infusione.


En una cazuela poner el arroz con el agua y una pizca de sal y llevar a ebullición.

Cuando el arroz haya chupado toda el agua retirar el cazo del fuego. El arroz quedará duro, es normal.

Sacar el limón y la canela y pasar el arroz a la cazuela de la leche. Llevar a ebullición a fuego muy suave para que se vaya soltando el almidón y mezclando de vez en cuando para que no se pegue al fondo. Dejar cocer un hora aproximadamente.
Añadir el medio litro de leche que tenemos reservado y seguir cociendo a fuego muy muy suave otra hora más removiendo muy a menudo para conseguir que quede bien cremoso.


Cuando consigamos el punto deseado, teniendo en cuenta que cuando enfríe espessará, añadir el azúcar removiendo bien para que se integre perfectamente.

El azúcar se añade al final para evitar que se pegue o queme el arroz.

Dejar templar y guardar en la nevera hasta el día siguiente.

El helado de canela

Poner el recipiente de la heladora en el congelador.

Poner la leche, el azúcar, la sal, la canela molida y 240 ml. de nata en un cazo y calentar a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que el azúcar se haya disuelto y la leche esté bien caliente, sin que hierva.

En un cuenco grande poner el resto de nata y encima poner un colador. Reservar.

En un cuenco mediano batir las yemas de huevo.

Añadir la mezcla de leche caliente encima de las yemas, removiendo constantemente para que no cuajen.


Poner la mezcla en el cazo y calentarla a fuego bajo, removiendo constantemente para que la crema no se pegue. Estará en su punto cuando la crema se adhiera al dorso de la cuchara y al pasar un dedo deje un surco bien marcado, aproximadamente 5-8 minutos. 

Retirar del fuego y pasar la crema a través del colador. Mezclar con la nata hasta que quede bien incorporada y dejar en la nevera durante unas horas para que la crema esté muy fría.

Los brigadeiros de chocolate blanco

Poner la leche condensada y la mantequilla en un cazo y calentar a fuego bajo, removiendo constantemente hasta que la mezcla se despegue del fondo del cazo.


Retirar del fuego, agregar el chocolate blanco picado y mezclar hasta que se haya derretido totalmente.

Ponerlo en una bandeja honda de loza o cristal previamente untada con un poco de mantequilla.

Dejar templar. Cubrir con un papel film y guardar en la nevera unas horas.

El mismo día

El helado de canela

Verter la mezcla que tenemos reservada en la nevera dentro del recipiente de la heladora y dejamos mantecar una media hora. Poner el helado en un recipiente hermético, preferiblemente de cristal y reservar en el congelador hasta el momento de montar el plato.

El coulis de frambuesas

Limpiar las frambuesas y cortarlas a daditos. Poner a macerar unos 15 minutos con el azúcar en el mismo cazo dónde vayamos a cocinarlas.


Poner el cazo a fuego lento durante 15 minutos.

Dejar templar y reservar en la nevera.

Los brigadeiros

Untarse las manos con un poco de mantequilla y hacer bolitas.


Poner el coco en un plato y rebozar las brigadeiros en él. Colocar en moldes de papel y guardar en la nevera hasta el momento de servir.

Montaje del plato:

Poner el aro de emplatar en la base del plato y llenar con dos cucharadas de arroz con leche, presionando ligeramente con el dorso de la cuchara para que se asiente bien. 



Cubrir con una capa de coulis de frambuesa y espolvorear la almendra molida.



Distribuir tres suspiros de merengue y un brigadeiro.



Quitar el aro de emplatar con mucho cuidado.



Hacer una quenelle de helado de canela y acabar decorando con la flor de capuchina y unas hojitas de hierbabuena.


*   *   *


Con esta receta participo en el reto VeoVeo del mes de junio


foto de Blanca Vela.

Como siempre os dejo la comparativa, primero la foto original y después la mía.

Foto: Simon Oliver
Y la mía


Si queréis ver lo que han preparado mis compañeras de reto podéis ver el recopilatório aquí, y si queréis participar en el Reto VeoVeo me podéis mandar un mensaje y os incluyo. 


Si os gusta la cocina, improvisar, imaginar e idear este es un desafío de los que te hacen disfrutar ;-)